LA DIFERENCIA EN CAMBIO Y SU INCIDENCIA EN LOS PRESUPUESTOS DE LAS ENTIDADES SIN FINES DE LUCRO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

En el Perú, durante los últimos meses del presente año, la moneda peruana ha tenido una variación significativa respecto a la moneda extranjera, lo que ha tenido un efecto en los presupuestos aprobados por las entidades de cooperación y que se están ejecutando por las contrapartes.

Como es de conocimiento, en el Perú, las Entidades e Instituciones de Cooperación Técnica Internacional constituidas en el Extranjero (ENIEX) u otras entidades que desarrollan actividades de ayuda, tienen como socios en Perú a entidades sin fines de lucro (ONG) y estas últimas administran y ejecutan proyectos en beneficios de las comunidades y personas. Para obtener estos recursos, las entidades sin fines de lucro presentan a las ENIEX u otra entidad de cooperación, proyectos de desarrollo, y de ser aceptados, suscriben contratos de financiamiento o cooperación y luego reciben desembolsos para su ejecución de los mencionados proyectos.

Al respecto, tales desembolsos normalmente son recibidos por las ONG en moneda nacional o extranjera dependiendo del contrato celebrado entre partes. En lo que respecta a los desembolsos recibidos en tales monedas, estos tienen una incidencia en su ejecución, debido a que algunas partidas presupuestales están previstas ejecutarse en esas monedas, por tanto, se tienen que cancelar las obligaciones contraídas utilizando un tipo de cambio superior a lo acordado de manera inicial, lo cual tiene una incidencia en que los presupuestos tendrían desviaciones importantes y que en algunos casos no se podrían alcanzar los objetivos de los Proyectos acordados de manera inicial.

En lo que respecta al registro contable de los desembolsos y gastos de los Proyectos que conforman los estados financieros de las ONGs también tendrían incidencia, debido a que, de acuerdo con la legislación peruana, las obligaciones se cancelaran al tipo de cambio de la fecha de la entrega del servicio o la compra de los bienes.

Por lo expuesto, queda reflexionar sobre cuál sería el tratamiento que se tendría que seguir la Administración de la ONGs para mitigar el efecto de la diferencia en el cambio en los presupuestos, teniendo en consideración que las entidades de cooperación no aceptan la diferencia de cambio. Desde mi punto de vista, ante la variación cambiaria se podría realizar lo siguiente:

  1. Solicitar una reestructuración de los presupuestos.
  2. Modificar los contratos celebrados.
  3. Realizar el traslado de la moneda nacional a extranjera, previa autorización de la entidad cooperante.
  4. Los desembolsos tendrían que recibidos en moneda extranjera.

Finalmente, como se aprecia, la ejecución de los desembolsos de los proyectos tiene que contener ciertos criterios financieros y administrativos que permitan mitigar el impacto de la diferencia de cambio en la ejecución de los proyectos y su rendición a las entidades de cooperación en el cumplimiento de los términos de los contratos celebrados y las disposiciones generales.

Luis Acosta Peche
Socio de Auditoría y Costos
Russell Bedford Perú