FINANZAS DESCENTRALIZADAS

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Es evidente que la transformación digital que estamos viviendo, el mundo está cambiando; sin embargo, aún no sabemos cuál será la nueva realidad económica, social y tecnológica. Es normal en estos días utilicemos medios de pagos digitales como Yape o Plin, tecnología que no nos imaginábamos hace algunos años, esto nos lleva a preguntarnos ¿Qué otras innovaciones tecnológicas usaremos en los próximos años?

La llegada de un nuevo movimiento conocido como DeFi (decentralized finance), con epicentro en una tecnología basadas en redes “Blockchain” aumentó drásticamente durante la pandemia, según el Foro Económico Mundial. “Las finanzas descentralizadas tienen como objetivo transformar las formas tradicionales de financiación mediante la reconstrucción y reinvención de los servicios”, indica el organismo. Pero, ¿qué son exactamente las finanzas descentralizadas? ¿Cómo funcionan? ¿Qué ventajas, inconvenientes y desafíos plantean?

La “blockchain” o cadena de bloques es una base de datos de la que todos los usuarios guardan una copia. Es decir, es un libro de registro inmutable que contiene la historia completa de todas las transacciones que se han ejecutado en la red. “Se trata de una enorme base de datos repartida entre muchos actores, segura gracias al cifrado y que puede aplicarse a cualquier tipo de transacción”, indica Sergi Simón, coordinador de los programas de Gestión de Riesgos de la escuela de negocios EALDE.

Imaginemos un mundo donde cualquier persona pudiera crear productos financieros transparentes, justos y eficientes, haciendo que los bancos, las grandes financieras, prestamistas y empresas de seguros pasen a un segundo plano, o mejor aún, se vuelvan completamente innecesarias y desaparezcan. Pero también un mundo donde cualquier persona pueda interactuar con esos productos de forma libre.

Pues bien, esto es lo que es una DeFi. Es decir, quiere convertir las estructuras de finanzas centralizadas que tenemos ahora, en estructuras descentralizadas, sin terceros de confianza, ejecutada sobre smart contracts o contratos inteligentes, dentro de una blockchain donde quede reflejado de forma transparente un registro escrito e inalterable de cada acción realizada.

En la actualidad, el desarrollo de las plataformas DeFi es gigantesco. Bitcoin y Ethereum recogen las más grandes e importantes. Solo entre estos dos proyectos ya el 70% de la capitalización de las criptomonedas es controlado, eso son casi 200 mil millones de dólares.

Eso ha atraído a muchas empresas a empezar a explorar la creación de herramientas, DeFi, algunas con más éxito que otras, pero entre ellas podemos mencionar:

USDC: La moneda USD Coin (USDC) es un tipo de criptomoneda que se denomina también “Stablecoin” o de precio estable. El USD Coin es un token de Ethereum, por lo que se puede almacenar en una billetera compatible con esta moneda digital como la billetera de Coinbase.

AAVE: es una plataforma de préstamos descentralizados que se ha erigido como uno de los proyectos más grandes y de mayor trayectoria en este sector.

Uniswap: es un proyecto de Finanzas Descentralizadas (DeFi), que consiste en un conjunto de programas informáticos que se ejecutan en la blockchain de Ethereum, la segunda criptomoneda en capitalización de mercado por detrás de Bitcoin. Esta plataforma permite intercambiar tokens y criptomonedas de una manera completamente descentralizada.

Respecto de nuestro rol profesional como contadores y auditores; debemos estar preparados para los nuevos retos profesionales que genera la innovación tecnología, debemos entender el impacto que esto genera en nuestros clientes para de esta forma poder brindar un valor agregados en nuestras asesorías y auditorias de acuerdo con las últimas tendencias.

Michael Alejo Quispe
Supervisor de Auditoría
Russell Bedford Perú