(+51) 422-2867 / (+51) 221-1996

EL LAVADO DE ACTIVOS EN TIEMPOS DE PANDEMIA

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

La crisis de salud por la cual estamos atravesando es una situación sin precedentes en la historia moderna. La pandemia del COVID 19, ha causado grandes estragos, muchos de los cuales aún no es posible cuantificar. Sin embargo, el mundo adolece por varias décadas de otra enfermedad igualmente destructiva y de difícil detección y control, el lavado de activos.

La pandemia del COVID 19 significa un cambio de paradigma global: la forma que hacemos negocios cambiará radicalmente, la forma de interactuar entre los seres humanos no será la misma que en años anteriores, los avances tecnológicos crecerán de forma acelerada y exponencial. Así mismo, el fenómeno del delito aumentará y, por lo tanto, debemos estar preparados para enfrentarlo con herramientas eficaces. La pregunta es justamente esta, ¿Acaso estamos preparados para hacer frente a lo que se viene?

Asimismo, nuevas formas de perpetrar el delito de lavado están surgiendo a raíz de esta crisis provocada por el COVID 19. La mayoría de estos delitos, sin embargo, son delitos informáticos: phishing, hacking, cracking, fraude informático, etc. (que se traducen en estafas por internet, clonación de tarjetas, accesos a cuentas). También se ha evidenciado el aumento de las estafas piramidales (esquemas Ponzi), adulteración y/o falsificación de productos, crímenes relacionados con la corrupción (por ejemplo, delitos de peculado o malversación de fondos públicos en contratos estatales para adquirir insumos médicos con sobreprecio), etc. En consecuencia, una predicción que muy probablemente se hará realidad es la siguiente: a raíz de la crisis económica mundial que ha surgido por la pandemia del COVID 19, las cifras de lavado de activos crecerán vertiginosamente.

En países como en el Perú, el lavado de activos podría darse a través de la necesidad económica de las personas y pequeñas empresas, por ello, el lavado de activos es un delito sobre el que todas las personas deberían tener una información completa para evitar ser involucrado inocentemente, para lo cual debemos saber contestar las siguientes preguntas:

¿Qué es el lavado de activos?

El lavado de activos es un delito, que consiste en dar una apariencia de origen legítimo o lícito a bienes – dinerarios o no, que en realidad son productos o “ganancias” de delitos.

¿De dónde proviene?

El lavado de activos proviene de delitos como el narcotráfico, la extorsión, el secuestro, la trata de personas, la estafa y el tráfico de armas.

¿Cómo funcionaría en estos tiempos de crisis?

Algunos ejemplos claros del funcionamiento del lavado de activos son los siguientes: (1) si un delincuente extorsiona a una familia o trafica droga hacia el exterior, puede pedirle a un amigo o pariente que acceda a prestarle su cuenta bancaria para consignar el dinero producto del delito a cambio de una comisión atractiva; (2) Alguien realiza una transferencia a una cuenta bancaria ya sea una persona natural o una empresa por importes significativos y no comunica dicha transferencia sino hasta después de un determinado tiempo (después de dos o tres meses) y manifiesta que, por error, realizó la transferencia y solicita que se transfiera dicha cantidad (con la promesa de pagar una comisión por los contratiempos incurridos) a una cuenta formalmente constituida haciéndola pasar por un cobro de factura; (3) Transferencias del exterior sujetas a las retenciones vigentes en el territorio, y estos fondos son destinados a la realización de micro préstamos sin solicitar garantía alguna por el cual las pequeñas empresas o personas afectadas por el virus verán como una oportunidad para salir de la crisis; (4) ingreso de dinero (no bancarizado) al territorio y apostarlo en casinos (previamente comunicado) dejando el dinero en dicho casino como ganancia del día; (5) alguien solicita a otra persona que haga una transferencia por importes relativamente importantes como favor o por una comisión atractiva a recibir, los mecanismos de la entidad bancaria harán que soliciten y tomen registros del documento de identidad de quien realiza el depósito y será reportado como operación sospechosa o inusual a la Unidad de Inteligencia Financiera – UIF, y (6) en empresas que procesan y exportan oro y plata, el acopio de oro a personas inmersas en la minería ilegal y exportarlas como producción propia; entre otras modalidades.

De las modalidades descritas, si la cantidad es alta y se realizan consignaciones frecuentes, las autoridades podrán intervenir, y en la investigación, el titular de la cuenta podrá ser señalado de violar la ley e ir a la cárcel por el delito de lavado de dinero.

¿Y cómo funciona con los bienes?

El lavado de activos con propiedades funciona de la siguiente forma: El delincuente con dinero ilícito decide comprar un bien como una vivienda, pero no a su nombre sino al de otra persona que inocentemente puede prestarse para la adquisición del bien a cambio de una contraprestación.

¿En qué otros aspectos hay que tener cuidado?

El lavado de activos también consiste en transportar dinero, en prestarlo para invertir en negocios ilícitos sin antes investigar en qué se van a utilizar los recursos. La compra de propiedades como vehículos, edificios y viviendas adquiridos ilegalmente también es lavado de activos.

¿Qué recomendaciones de seguridad son las más indicadas?

Las autoridades aconsejan indagar siempre sobre la procedencia del dinero, sin importar si se trata de un familiar o un amigo; porque en el momento en que la justicia opera es muy difícil comprobar el desconocimiento sobre el origen de los recursos y muchas veces se limitan a acusar al primer involucrado.

¿Qué riesgos tomamos al acudir a un prestamista?

Optar por el financiamiento a través de un prestamista es una opción arriesgada pues no solo se pagan intereses mucho más altos que en una entidad financiera, sino que al no contar con ninguna entidad supervisora como la SBS, este podría cambiar las condiciones cuando lo crea conveniente. Se debe tener en cuenta lo siguiente:

  • Los prestamistas cobran intereses diarios o semanales y los pagos que se efectúan no se reportan en ninguna central de riesgo, con lo cual no queda registro de los pagos que haga; y no operan dentro de la regulación del país.
  • Las personas que buscan dinero rápido para saldar una deuda pueden verse afectadas por los altos intereses que cobran los prestamistas y quizás, a futuro, no puedan pagarlo.
  • En los bancos, si bien existen una serie de requisitos que se exigen y que varía de una Institución a otra, una vez que desembolsan el préstamo, a una tasa mucho menor que la que cobra un prestamista, se mantiene una buena relación a través de pagos puntuales. Los próximos préstamos son más sencillos de obtener.  
  • Además, al solicitar un préstamo a un banco, también se tendrá la opción de tomar un micro seguro a costos bajos que cubra a la familia y proteja la mercadería y equipos. De esta manera, la empresa no se verá afectada si ocurre algún incidente porque la compañía de seguros pagará por las pérdidas y podrá afrontar el pago del préstamo.

¿Cuáles son los efectos del lavado de activos?

Las consecuencias negativas que puede traer haber participado en el lavado de activos, es perder su imagen y quedar con mala reputación ante el resto de la sociedad. Se le puede negar el acceso a los servicios y productos de entidades financieras. Lo pueden incluir en listas internacionales como OFAC (lista Clinton), ONU.

¿Qué efectos negativos genera el delito de lavado de activos para el país?

En primer lugar, genera subdesarrollo en el país al promover actividades ilícitas que no contribuyen al desarrollo económico. En segundo lugar, aumenta la inseguridad ciudadana y la violencia, ya que se trata de actividades vinculadas a delitos. Finalmente, corrompe a la sociedad y a sus instituciones públicas.

¿Qué mecanismos deben emplear las personas para no verse comprometidas en el lavado de dinero?

Para no verse comprometidas en lavado de dinero en estos tiempos de pandemia, las personas y empresas deben tomar en consideración:

  • No generar facturas, recibos o constancias de compras o inversiones que no se llevaron a cabo.
  • No maquillar números en la contabilidad ni incluir elementos que no han sido comprobados.
  • No realizar depósitos en cuentas por encargo de terceros.
  • Denunciar cualquier ingreso en cuentas corrientes que permanezcan por más de un (1) mes sin identificar su procedencia.
  • Considerar de alto riesgo a personas que desean insistentemente invertir en tu negocio a pesar de las restricciones promulgadas por el Estado.
  • De realizar remates de activos por problemas financieros, emitir los comprobantes de pago por los importes reales.
  • Denunciar ante la autoridad competente cualquier actividad o elemento sospechoso dentro de las actividades económicas de la empresa.

Juan Barragán Herrera

Leader Audit